BAASOFT

Metodología de trabajo

A lo largo del tiempo hemos podido constatar que nuestros clientes buscan un proveedor cercano, que le mantenga informado en todo momento del estado de su nueva aplicación, que le permita hacer variaciones de objetivos, modificaciones de versiones anteriores… sin que todo ello conlleve sobrecostes adicionales importantes, además de poder ver e ir utilizando la aplicación lo antes posible, ya que al utilizarla es cuando realmente se ven las necesidades y utilidades reales. Por todo ello, para los proyectos de desarrollo de aplicaciones personalizadas utilizamos la metodología scrum.

La metodología scrum permite descubrir, priorizar e incorporar de forma iterativa las funcionalidades de mayor valor para el cliente, el cliente forma parte del equipo pudiendo controlar la evolución del desarrollo, reduciendo riesgos y maximizando el retorno de la inversión para su empresa.

Beneficios principales de la metodología:

Cumplimento de expectativas

El cliente establece sus expectativas indicando el valor que le aporta cada requisito del proyecto, el equipo lo secciona en tareas y realiza una estimación en tiempo de desarrollo, con esta información el cliente establece su prioridad y las funcionalidades que quiere empezar a utilizar de forma más inmediata.

Reducción del Time to Market

El cliente puede empezar a utilizar las funcionalidades que estableció prioritarias del proyecto antes de finalizarlo por completo, ya que cada desarrollo se va realizando por ciclos y en cada ciclo se desarrollan partes funcionales y entregables como versiones.

Flexibilidad a cambios

Alta capacidad de reacción ante los cambios de requerimientos generados por necesidades del cliente o evoluciones del mercado. La metodología está diseñada para adaptarse a los cambios de requerimientos que conllevan los proyectos complejos debido a su sistema de ciclos y priorización de funcionalidades.

Mayor calidad del software

La metodología de trabajo y la necesidad de obtener una versión funcional después de cada iteración, ayuda a la obtención de un software de mayor calidad y ajustado a las necesidades reales del cliente.

Mayor productividad

Gracias a la eliminación de burocracia. No se generan funcionales completos durante semanas antes de iniciar el desarrollo, ni sus posteriores validaciones, presupuestos… con esta metodología desarrollamos prácticamente desde el primer día.

Maximiza el retorno de la inversión (ROI)

Al poder utilizar las funcionalidades prioritarias para el cliente, aquellas que les aporta valor y negocio de forma rápida, conlleva que se empiece a recuperar la inversión poco tiempo después de iniciar el proyecto.

Información general de la metodología scrum: La guia del scrum

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para optimizar la navegación, adaptarse a tus preferencias y realizar labores analíticas. Al continuar navegando aceptas el uso que hacemos de ellas. Más información